No es país para viejos

Ha sido la gran triunfadora de los Oscars, consiguiendo el reconocimiento como mejor película, director, guion adaptado y actor secundario, y no era para menos. La última película de los hermanos Coen es una de esas piezas maestras, en la que se aúnan magníficos actores, un guión brillante y un trabajo de dirección impecable.

La historia comienza y termina con las reflexiones de un viejo sheriff. Esa es la película: Un alegato sobre la pérdida de valores y el auge de la violencia en la sociedad americana, que es extensible al resto de sociedades occidentales, que se ejemplifica a través de la historia de una persecución implacable para recuperar un dinero perdido, en la que un impresionante Javier Bardem se mete en la piel de un psicópata sin escrúpulos que no tiene ningún problema en matar para conseguir su objetivo.

Tommy Lee Jones encarna al sheriff que va tras Bardem, siempre un paso por detrás, capaz únicamente de analizar sus movimientos en pasado, metáfora que se completa con el abrupto final, inesperado y descarnado, que viene a recordar al espectador que, en la vida real, los malos se salen con la suya.

Los trabajos de sus actores, especialmente Bardem y Tommy Lee Jones, son para enmarcar, y la magnífica dirección de los hermanos Coen, que también han firmado otras obras maestras como el Gran Lebowsky o Fargo, convierten a esta película en unos de los títulos más remarcables de los últimos años.

Anuncios

~ por Alberto en 25 febrero, 2008.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: