Exile on Main Street

Tras la separación de los Beatles, los Stones se habían quedado sólos en el Olimpo de los Dioses del Rock, y para demostrar al mundo que ese era el lugar en el que merecían estar, lanzaron en 1972 el que para muchos es el mejor disco de toda su carrera: Exile on Main Street.

El grueso de las grabaciones se realizó en Nellcôte, una villa al sur de Francia que había alquilado Keith Richards, que junto al resto del grupo había abandonado Inglaterra huyendo de los elevados impuestos del fisco británico. Durante los últimos meses de 1971, se alojaron allí los miembros del grupo, los técnicos, los musicos adicionales, las parejas y amigos de cada uno, traficantes de drogas, groupies… hasta reunirse un total de 70 amablemente atendidas por su anfitrión Richards.

En medio de todo tipo de excesos, el grupo se reunía para tocar cada noche, hasta altas horas de la madrugada, y componer algunas de sus canciones más famosas, como Tumbling Dice, Rocks off o Happy, el único sencillo del grupo cantado por Richards. La gran cantidad de músicos presentes en las grabaciones queda patente en los diferentes estilos del álbum, que van desde el Rock duro hasta el Gospel, pasando por el Rythm & Blues y el Country.

Como era previsible, las grabaciones se desarrollaban en medio del más absoluto caos. Un día, se descubrió que la colección de guitarras de Richards había desaparecido. Otro día, alguien olvidó cerrar el gas, y la cocina voló por los aires. Aquello fue demasiado para el bueno de Charlie Watts, por lo que en muchas de las grabaciones es otro quien toca la batería. Además, en Nellcôte se grabó la única canción en la que Mick Taylor, guitarrista que sustituyó a Brian Jones, y que posteriormente fue sustituido por Ron Wood, es acreditado como compositor, Ventilator Blues.

La grabación en Francia terminó apresuradamente, cuando la Gendarmería se presentó en casa de Richards alertada por la presencia de los traficantes de droga. El álbum se terminó de mezclar en Los Ángeles.

Tras su publicación en mayo, se convirtió rápidamente en un éxito a nivel mundial. Pese a que la crítica no lo valoró excesivamente bien en un primer momento, con los años ha ido ganando reconocimiento, hasta ser reconocido por la revista Rolling Stone como el 7º mejor disco de Rock de todos los tiempos.

Anuncios

~ por Alberto en 3 mayo, 2008.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: